Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede consultar más información en la Política de Cookies.

Destacados

Palabras provenientes del latín que utilizamos hoy en día

Publicada: 3 de octubre de 2019

El Diccionario de la Real Academia de la lengua define al castellano como “dialecto romance originario de Castilla, del que fundamentalmente proviene el español”.

Sin entrar en detalles sobre el origen e influencias de nuestro idioma, hoy queremos presentaros en este artículo algunas expresiones latinas que han perdurado hasta a nuestros días y que hemos integrado en nuestro vocabulario de forma habitual:

- Currículum vitae: relación de méritos, estudios y experiencia laboral de una persona.
- Alter ego: es otro yo, un segundo yo o desdoble de nuestra personalidad.
- A priori: antes o anteriormente.
- Bis: repetición, dos veces.
- Ipso facto: inmediatamente.
- In situ: en el mismo lugar de los hechos.
- Grosso modo: más o menos, a grandes rasgos, sin concretar.
- Rara avis: difícil de encontrar.
- Ex profeso: a propósito, deliberadamente.
- Ídem: lo mismo, igual.
- Accésit: segundo premio en un concurso (“se acercó” como significado literal).
- Motu proprio: por propia iniciativa, por voluntad propia.
- Per sécula seculórum: por los siglos de los siglos, para siempre.
- Quid pro quo: una cosa por otra.
- Sine die: sin fecha determinada.
- Ad líbitum: a tu gusto, como quieras, a tu voluntad.
- Statu quo: situación de algo en cierto momento.
- Sui géneris: muy especial, peculiar, particular, diferente a la mayoría.
- Sine qua non: indispensable, imprescindible.
- Ad hoc: expresamente.
- In extremis: en el último momento.
- In albis: quedarse en blanco, sin comprender.
- Vox populi: sabido por todo el mundo.
- Cum laude: con honores, con alabanzas.
- Ínter nos: entre nosotros.
- In fraganti: en el mismo momento.
- Némine discrepante: por unanimidad, sin oposición.
- Lapsus linguae: error involuntario o equivocación al hablar.
- Stricto sensu: en sentido estricto.
- Ergo: por tanto, luego.
- Modus vivendi: modo de vivir.
- Mare magnum: confusión de asuntos.
- Ex abrupto: bruscamente.
- De facto: conforme a la ley, de hecho.
- Alma mater: universidad, alma del espíritu.
- Ultimátum: última posibilidad o plazo.
- Hábeas corpus: término legal que determina el derecho del ciudadano detenido o preso a comparecer inmediata y públicamente ante un juez o tribunal para que, oyéndolo, resuelva si su arresto fue o no legal, y si debe levantarse o mantenerse.

Quizá en alguno de los casos anteriores te haya sorprendido la escritura. Algunas de ellas están tan integradas en nuestro vocabulario que su uso no siempre se emplea de manera correcta. Estos son ejemplos de tres de las cuales expresamos mal de forma habitual:
- a grosso modo: sin la “a” inicial.
- status quo, sin la “s” final.
- motu propio: es incorrecto, se escribe y pronuncia proprio.

La correcta escritura de estas expresiones a la hora de plasmarlas en un texto sería en minúsculas, sin tildes, en cursiva y permaneciendo invariable en caso de ser plural.

En el Centro Universitario CIESE-Comillas queremos contribuir al conocimiento y correcto uso de nuestra lengua. En nuestras redes sociales encontrarás publicaciones que te ayudarán a resolver tus dudas.

« Volver a actualidad