Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede consultar más información en la Política de Cookies.

Destacados

Las 23 preposiciones de nuestro idioma. La importancia de hablar y escribir correctamente el español

Publicada: 17 de octubre de 2019

Las preposiciones, que no proposiciones, son palabras invariables que introducen un complemento directo, indirecto o de régimen preposicional o grupos oracionales en una frase u oración. En español son muy utilizadas como nexo entre las partes de una oración o como introducción a complementos, pero su correcto uso muchas veces está supeditado a un conocimiento algo más profundo de nuestra lengua.

Originalmente, las preposiciones estaban compuestas por 19 términos lingüísticos, pero desde el año 2010, y tal y como se recoge en la Nueva gramática española, la lista de preposiciones se amplió a 23 con la inclusión de los términos “durante”, “mediante”, “versus” y “vía”, diseñando un nuevo cuadro prepositivo que continúa vigente hasta el día de hoy y que está compuesto por: “a”,”ante”,”cabo”,”bajo”,”cabe”,”con”,”contra”,”de”,”desde”,”durante”,”en”,”entre”,”hacia”,”hasta”,”mediante”,”para”,”por”,”según”,”sin”,”so”,”sobre”,”tras”,”versus” y “vía”.

Para el artículo de hoy hemos seleccionado una serie de conceptos comúnmente mal utilizados por muchos hispanohablantes que incluso han dado lugar a expresiones incorrectas que forman parte del uso cotidiano del lenguaje español. Como nuestra misión es que el español se hable bien independientemente del contexto, vamos a ponernos manos a la obra:

“De” y “desde”. Ambas indican origen, tanto espacial como temporal, pero ¿Qué sucede en esta frase?: “ayer cogí el avión de Madrid a Santander”. Las preposiciones “de” y “desde” acompañadas de “a” y “hasta” indican un espacio o tiempo definido, a partir de dos puntos de referencia. Al contrario de cuando van solas, que dejan implícita la otra parte de la oración, el uso preposicional correcto de esta oración habría sido: “ayer cogí el avión desde Madrid a Santander”.

Otro error muy común en nuestra lengua es el que se deriva de la incorrecta utilización del verbo tratar y la preposición “de”. En este caso podemos identificar 5 usos comunes para esta combinación:
- Cuando va acompañada de un verbo en infinitivo: “José trata de estudiar más que los demás”.
- Cuando el verbo adquiere el significado de hablar, en este caso puede producirse una sustitución de la preposición “de” por “sobre”: “Los participantes trataron de los puntos a estudiar durante el curso”.
- Cuando la forma tratar de precede a un adjetivo: ”No me trates de tonto”.
- Cuando queremos explicar el tratamiento que empleamos para dirigirnos a una persona: “Yo siempre le trato de usted”.
- Y por último, en frases comunes como: “No se trata de llegar el primero, se tratar de llegar”; ”De lo que se trata es de lograr un buen trabajo”; o cuando la forma tratar de o tratarse de indica un significado de que lo mencionado es lo importante: “Lo importante no es llegar el primero, es llegar bien”; “Lo importante es lograr un buen trabajo”...

Confundir “por” y “para”, otro error muy común. ¿Reconoces alguna incorrección en estas frases?: “El trabajo estará hecho para esta tarde”; ”Este autobús va por Madrid”; ”La fiesta se organizó por celebrar su cumpleaños”. En las tres, el uso de las preposiciones “por” y “para” es incorrecto. Ambas suelen utilizarse para horas, fechas, lugares y causas, pero la diferencia fundamental radica en que el uso de “para” implica un conocimiento sobre algo con certeza: “La fiesta se organizó para celebrar su cumpleaños”.

Es importante que sepas que ambas preposiciones pueden combinarse en una misma oración manteniendo sus usos: “Por las tardes estudio español para ser mejor alumno cada día”.

“Tras” ¿Adverbio o preposición? El adverbio “atrás”, que significa detrás de, es a veces confundido con la preposición “tras”, que significa después de y a continuación de, por muchos estudiantes que se inician en el aprendizaje de nuestra lengua. La mejor técnica para no confundir ambas formas es fijarse siempre en el contexto. Entonces, ¿vas detrás de él o atrás suyo?

¿Cuánto has aprendido hoy? Desde el Centro Universitario CIESE-Comillas trabajamos día a día en la difusión del correcto uso del español. ¡Síguenos en nuestras redes sociales y aprende con nosotros!

« Volver a actualidad