Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede consultar más información en la Política de Cookies.

Destacados

Guía práctica para el correcto uso del punto y coma

Publicada: 19 de septiembre de 2019

Antes de profundizar en las reglas semánticas y sintácticas que rigen el correcto uso del punto y coma y a modo de reseña hagamos un breve pero avezado repaso al origen y fundamentos del uso y expansión de uno de los símbolos de puntuación menos utilizados dentro de nuestra lengua. Un símbolo que fue introducido en España por el gramático Juan Felipe Mey y que incluso algunos expertos lingüistas sitúan próximo a caer en desuso debido a la evolución y la composición gramatical actual del lenguaje.

Procede de Grecia y comienza a usarse en Italia.

Con motivo de la investigación que hemos llevado a cabo para elaborar este artículo hemos podido encontrar diversos estudios que etimológicamente nos remiten al término griego κῶλον, cuyo significado es componente o parte de una construcción. De aquí que en español se utilice el punto y coma para aludir al miembro principal de un periodo sintáctico.

Si bien es cierto que según se publicó en la Ortografía de la lengua española (2010), cuyo objetivo es el de describir el sistema ortográfico de la lengua española y exponer de forma pormenorizada las normas básicas para una correcta escritura, el símbolo de punto y coma, representado como ; aparece por primera vez en Italia y se le da el nombre de semicolon.

Actualmente, el Diccionario de la lengua española recoge una segunda acepción del término colon como «Tradicionalmente, signo de puntuación con que se distinguen los colones. En castellano y otras lenguas es el punto y coma o los dos puntos».

Como derivación del término, en la misma página podemos encontrar el colon perfecto: «Tradicionalmente, miembro del período cuyo sentido depende de otro miembro del mismo período» o el colon imperfecto: «Tradicionalmente, miembro del período que tiene sentido por sí mismo».

Un símbolo, sus variaciones y distintos significados en función del idioma.

A modo de apunte te contamos que el símbolo del punto y coma no tiene el mismo significado, uso o composición gráfica en todas las lenguas. Así en Grecia, de donde casualmente es originario, se utiliza como signo de interrogación; la lengua árabe, por su parte, tiene la peculiaridad de escribir el signo de punto y coma de forma invertida, aunque su significado es igual que en español.

¿Cómo se utiliza correctamente el punto y coma?

Desde el punto de vista sintáctico debes saber que el punto y coma se escribe siempre pegado a la palabra o signo al que precede, y separado por un espacio del signo o palabra que lo sigue. Recuerda que la palabra que sucede al punto y coma debe escribirse siempre en minúscula.

La utilización del punto y coma está justificada en los siguientes supuestos recogidos a continuación:

  • Cuando queremos separar oraciones relacionadas entre sí pero que carecen de conectores como conjunciones o preposiciones (proposiciones yuxtapuestas): “María se puso un jersey, quería estar guapa y elegante; lo atusó, se lo ajustó y salió a la calle muy contenta”.
  • Cuando queremos separar elementos de una numeración más compleja que ya están separados entre sí por comas: “Mi camisa es verde; los pantalones, azules; el gorro, amarillo; las zapatillas, azules”.
  • Cuando queremos separar periodos sintácticos completos, entre los que existe una vinculación de significado: “Cuando escribo un artículo, trato de documentarme al máximo sobre la materia; mejor dicho, me gusta escribir artículos bien fundamentados”. (Relación explicativa).
  • Ante conectores como: sin embargo, por esta razón, además, pues, etc. cuando encabezan el segundo periodo. “Mi padre parecía estar muy contento con el resultado de las notas, la evaluación había sido muy positiva para mí; sin embargo, después de hablar en varias ocasiones con el profesor, no conseguí que admitiera mi reclamación en el examen de matemáticas”.

Un símbolo que forma parte de la jerga de las nuevas tecnologías.

Si bien su utilización cada vez es menor en el contexto lingüístico, en disciplinas como la informática y la comunicación en línea el símbolo de punto y coma se ha ganado un significado propio y muy importante dentro del contexto de cualquier comunicación: “significa guiñar el ojo”, y si lo acompañamos de un paréntesis (;)) estaremos sonriendo a alguien mientras le guiñamos el ojo.

Esperamos que este artículo haya resuelto tus dudas sobre cómo utilizar correctamente el punto y coma. Recuerda que en el Centro Universitario CIESE-Comillas trabajamos día a día por la correcta difusión del español.

 

Fuentes: RAE https://dle.rae.es/?id=DgIqVCc

Fundeu: https://www.fundeu.es/recomendacion/punto-y-coma-uso-apropiado-1562/

« Volver a actualidad