Arrancamos una nueva sección que lleva por título #AlumnosCIESE. En ella os contaremos los éxitos, destrezas o simplemente el día a día de los alumnos del Grado en Estudios Hispánicos del CIESE-Fundación Comillas. Un espacio en el que compartiremos las entrevistas realizadas a estos jóvenes estudiantes que están o han estado estudiando en las aulas de este edificio con tanta historia.

Hoy estrenamos sección con Amanda Delgado Lobeto. Una alumna del primer curso del Grado en Estudios Hispánicos que cuenta con una sensibilidad muy especial y destacada para la pintura. Prueba de ello es el cuadro “Los muertos de mi felicidad”, obra que actualmente cuelga de las paredes de la biblioteca del centro. El título de esta pintura es un verso de la canción «Pequeña Serenata Diurna» de Silvio Rodríguez. Esta obra nació con motivo del quinto centenario de la expedición que supuso la primera vuelta al mundo, de Juan Sebastián Elcano y Fernando de Magallanes. Se recogió en la exposición “Circunnavegación” (2022) en el Centro Nacional de Fotografía (CN Foto) de Torrelavega (Cantabria). Esta muestra fue protagonizada por los alumnos de la Escuela Municipal de Artes ‘Eduardo López Pisano’, dirigida por el artista Pablo Burgos.

La joven Amanda Delgado Lobeto, vive en Torrelavega. Entre sus aficiones están pintar, escribir y también leer, especialmente a autores latinos. Aunque estudio el bachillerato de ciencias, ella sabía que lo suyo eran las letras, las humanidades, el arte… ¡Nos lo cuenta en esta entrevista!

Amanda, “Los muertos de mi felicidad” es un cuadro en el que aparecen numerosos símbolos relacionados con la primera vuelta al mundo. ¿Podrías explicar a los lectores cuáles son?

Los muertos de mi felicidad

«Los muertos de mi felicidad», de Amanda Delgado Lobeto

Cuando me documenté para hacer este cuadro, lo primero que hice fue buscar información para ver en qué había consistido esta expedición. Ahí me enteré, por ejemplo, de la cantidad de personas que habían muerto y eso es algo que marca el cuadro, lo que quiero transmitir en él y a partir de ahí comenzó a desarrollarse y tomar sentido los símbolos. En primer lugar, tanto la joven como la fruta representada simbolizan el mestizaje cultural que derivó de expediciones que marcaron el mundo, como esta, y los viajes de Cristóbal Colón a América. Por otra parte, las calaveras dibujadas rinden homenaje a los numerosos navegantes que fallecieron en esta hazaña histórica, incluido Fernando de Magallanes. Este guiño hacia las vidas que arrastró el viaje pretende transmitir la idea de que todo lo que conocemos está condicionado por personas que ya no están.  Sin embargo, y a modo de idea final expresada a través de los ojos de la muchacha y la persona que descansa en su pendiente, la ensoñación y la mirada hacia el futuro prima en el ser humano. Así lo demostraron aquellos que defendieron la esfericidad de La Tierra. Este cuadro invita, por tanto, a soñar e imaginar más allá de los límites de la realidad.

¿El conocimiento de estas expediciones despertó tu interés por el mundo hispánico o tu elección de matricularte en el Grado en Estudios Hispánicos no está relacionado con esta exposición?

Siempre he tenido muchísimo interés en el mundo hispánico. Además, me llama mucho la atención todo el tema de Latinoamérica, en parte, porque mi padre es cubano y siempre he tenido esa cultura en casa. Por otro lado, siempre me han gustado mucho también la literatura Latinoamérica, y los libros por ejemplo de Gabriel García Márquez, Isabel Allende… Esta exposición sobre Magallanes y la búsqueda de información para realizar este cuadro lo que hizo fue incrementar mi interés, aunque realmente yo ya lo tenía de antes.

Aunque las clases han comenzado hace poco… ¿ya sabes cuál es tu asignatura favorita?

Mi asignatura favorita es “Comunicación oral y escrita” porque siempre me ha gustado mucho hablar y escribir. Considero esta asignatura como una oportunidad para mejorar mi expresión, tanto escrita como oral.

El tiempo pasa muy rápido… y casi sin que te des cuenta serás ya una graduada en Estudios Hispánicos ¿Sabes a qué te gustaría dedicarte profesionalmente el día de mañana?

No lo tengo claro, pero me gustaría ser profesora o trabajar en una editorial.

«Todo lo que conocemos está condicionado por personas que ya no están», explica la joven Amanda Delgado Lobeto, alumna de 1º del Grado en Estudios Hispánicos

Seguramente alguna vez te habrán dicho que las carreras de humanidades no tienen futuro… ¿Qué les dirías a los futuros estudiantes que tienen dudas sobre escoger un grado de esta rama?

Yo creo que a la hora de estudiar una carrera es importante escoger algo que te guste y que de verdad sea una pasión. Yo estudié el bachillerato de ciencias y he recibido muchas opiniones de este tipo, como por ejemplo, si te metes en una carrera de humanidades no vas a tener trabajo. La verdad es que yo estoy muy contenta y siento que estoy en mi lugar, en el lugar en el que tengo que estar. En resumen, eso es lo que le diría a cada persona, porque al final no sabes si en el futuro vas a ejercer de lo que estudias, y por tanto es mejor que estés 4 o 5 años formándote en algo, que al final es lo tuyo, a estudiar algo que no te gusta e incluso acabar ejerciendo de ello. Al final no eres feliz.

¿Cuándo comenzaste a pintar? ¿Prácticas alguna disciplina artística más?

Empecé en la escuela de artes con diez años, pero ya desde los tres comencé a pintar, en actividades extraescolares. Si se puede considerar disciplina artística escribir… la verdad que escribo bastante.

¿Eres más de poesía o de novela?

Buena pregunta. He escrito más en prosa que en verso, aunque la verdad siento una conexión bastante especial con el verso, con los poemas.

¿Qué poemario o poeta recomendarías?

Yo soy muy fan de Pedro Salinas.

¿Qué te inspira a la hora de ponerte a pintar?

Siempre parto de algo, ya sea una canción, algo que veo, una frase que escucho… o de información que busco, como en el caso de este cuadro. Siempre se dice que la inspiración te tiene que llegar trabajando… no puedes estar pensando en la nada y que de repente se te ocurra una idea sin trabajar ello y tenga potencial.

Y a la hora de escribir ¿te inspira lo mismo?

Las mismas cosas. Aunque también escribo -tema del que hemos hablado en clase- a modo de terapia. Por ejemplo, cuando estoy muy agobiada por alguna cosa escribo. Pero, generalmente suele ser porque tengo una fuente de inspiración en algo que oigo o veo… siempre hay que estar atento y con los sentidos bien abiertos.

Muchas gracias Amanda por participar en esta entrevista y muchos éxitos para el futuro.