Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede consultar más información en la Política de Cookies.

Destacados

Diferencias entre los monosílabos con tilde y sin tilde: los errores más comunes

Publicada: 28 de marzo de 2019

¿Se acentúan los monosílabos? Si eres estudiante de Español como Lengua Extranjera (ELE) estamos seguros de que alguna vez te has visto frente a la tesitura de no saber acentuar una palabra monosílaba. ¿Por qué el pronombre ti se escribe sin tilde cuando el pronombre sí que la lleva? ¿Y qué sucede con el monosílabo te? En el Centro Universitario CIESE-Comillas resolvemos estas dudas. ¡Lee con atención!

Para comenzar debemos saber qué es una palabra monosílaba. Se trata de aquellas palabras que están compuestas por una sola sílaba o golpe de voz como es el caso de los sustantivos sol, tren o tos.

Por norma general estas palabras no se acentúan. No obstante algunos monosílabos llevan tilde diacrítica, utilizada para diferenciar palabras que se escriben igual pero tienen diferente significado. Esta es la razón por la que acentuamos el pronombre y no el pronombre ti.

La mejor manera de entender este asunto es a través de ejemplos con los errores más comunes, así que vamos a ello.

  • Mi y mí. La palabra mi nunca lleva tilde cuando se trata de un adjetivo posesivo o una nota musical. En cambio sí que utilizamos la tilde cuando nos referimos al pronombre personal mí. Ejemplos:

Sustantivo: Mi es una nota musical.

Adjetivo posesivo: Comí en mi casa.

Pronombre personal: Me alegra que te hayas acordado de mí.

  • El y él. En el caso del monosílabo el debemos diferenciar entre el pronombre personal, el cual lleva tilde diacrítica, y el artículo. Este es uno de los ejemplos más sencillos de entender, pero nos ayudaremos de dos oraciones para que no se nos olvide.

Artículo: El queso está en la nevera.

Pronombre personal: Él ha venido a visitarnos.

  • De y dé. Utilizamos la tilde diacrítica en el monosílabo de para diferenciar la preposición del imperativo del verbo dar. Ejemplos:

Preposición: Mi helado es de limón.

Tiempo verbal: Dile a tu hermano que te dé el dinero.

  • Si y sí. ¿Qué ocurre con el monosílabo si? Este caso es un poco más complicado que los anteriores ya que el uso de la tilde diacrítica se produce en dos categorías verbales en vez de solo en una. Escribimos “si” cuando se trata de un subordinante condicional o un sustantivo (nota musical). Por el contrario escribimos “sí” cuando hacemos referencia al pronombre personal o al adverbio de afirmación. Ejemplos:

Subordinante condicional: Si quisiera podría ir de vacaciones contigo.

Sustantivo: Has desafinado en el si.

Pronombre personal: Volvió en sí minutos después de desmayarse.

Adverbio de afirmación: Sí que iré a clase hoy.

¿Has entendido cuáles son las diferencias? Para asentar tus conocimientos te recomendamos este enlace con actividades sobre la tilde diacrítica. Si eres profesor de ELE desde el Centro Universitario CIESE-Comillas confiamos en que estos ejercicios te sean de utilidad para tus clases de segundas lenguas. ¡Seguro que tus alumnos lo comprenden mejor con ejemplos prácticos como estos!

 

« Volver a actualidad