Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede consultar más información en la Política de Cookies.

Destacados

Uso de la “ese” y la “equis”

Publicada: 2 de octubre de 2019

Un error muy común durante la fase de aprendizaje de nuestra lengua, que se produce en la aplicación de las reglas que rigen la correcta escritura del lenguaje español, es no saber diferenciar el correcto uso de las letras “ese” y “equis”. A pesar de que fonéticamente ambas letras pueden sonar distintas, son muchos los estudiantes que encuentran ciertas dificultades cuando ambas letras forman parte de ciertos vocablos en los que, por su posición, pueden sonar de modo diferente.

Con ánimo de seguir trabajando por el correcto uso de la lengua española y ayudar a profundizar en las cuestiones léxicas, semánticas y sintácticas que la regulan, hemos preparado un artículo a partir del cual dominarás el uso de las letras “equis” y “ese” en tus textos de forma profesional.

¿Cuándo utilizar la letra ese? Cuatro reglas ortográficas

La primera regla en la que debemos fijarnos es en aquella cuyas palabras comienzan por la partícula es-, seguida por las letras “b”,”f”,”g”,”l”,”m” y “q”. Esbirro, esfinge o esmirriado podrían ser buenos ejemplos de la aplicación de esta regla.

La segunda hace referencia a las palabras terminadas en -sión, partícula que se escribe después de “l” y “r”. Aquí existen excepciones: absorción, deserción, inserción, proporción y porción. 

La tercera se refiere a la mayoría de palabras que terminan en -sión y que se determinan en grupos. Entre los más importantes podemos encontrar: misión, admisión, visión, división, presión, depresión…

La cuarta nos recuerda que los superlativos terminados en -ísimo/-ísima, como por ejemplo buenísima, emocionadísima, ferocísima, etc; y los adjetivos terminados en -oso/-osa: caluroso, melosa, gracioso, etc. también se escriben siempre con ese.

¿Cuándo utilizar la letra equis? Cinco reglas ortográficas

La primera regla para escribir correctamente la letra equis es hacerlo en las palabras que empiezan por la sílaba ex- seguida del grupo consonántico pr. Ejemplos: exprimir, expresamente, expropiar. 

Regla número dos: casi todas las palabras que comienzan por la sílaba ex- seguida del grupo consonántico pl. Aquí existen excepciones como espliego y esplendor.

La tercera regla hace referencia a todas aquellas palabras que comienzan por xeno-, xero- o xilo-: xenófobo, xerocopia o xilófono.

La cuarta regla comprende todas las palabras que comienzan por el prefijo ex-: excarcelar, extremo o exultante.

La regla número cinco nos dice que también tenemos que utilizar la letra equis cuando la palabra comienza por el prefijo -extra: extraordinario, extracorpóreo o extraterrestre.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo? Esperamos que hayas aprendido cómo diferenciar correctamente el uso apropiado de ambas letras y se hayan resuelto tus dudas al respecto. En el Centro Universitario CIESE-Comillas seguimos trabajando por el correcto uso de la lengua española.

« Volver a actualidad