Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede consultar más información en la Política de Cookies.

Destacados

Tendencias educativas para docentes de español en 2020

Publicada: 11 de febrero de 2020

El mundo formativo evoluciona constantemente para enfrentarse a los nuevos retos que plantea una docencia con garantías con el objetivo de superar algunas barreras que ya se están planteando a nivel educativo como son la falta de motivación y la carencia de atención detectada en ciertos colectivos de estudiantes. Ante este nuevo desafío debemos plantearnos cambiar cómo se enseña y aprende. Este es el propósito de nuestro artículo de hoy.

En primer lugar, cualquier modelo educativo que se precie debe estar sustentado sobre tres pilares fundamentales si queremos conseguir que nuestros alumnos se sientan motivados: una alta participación en las aulas y durante todo el proceso de aprendizaje, autonomía para aprender cuando y donde el alumno se sienta más capacitado, así como dotar de mayor protagonismo a los docentes para que puedan volver a ocupar la figura del “mentor” que comparte y aporta sabiduría al grupo.

Teniendo claros estos preceptos es hora de centrarse en “cómo vamos a enseñar y cómo van a aprender nuestros alumnos”; para lograrlo te sugerimos trabajar en torno a los siguientes ejes:

  • Promover mayor protagonismo a los estudiantes: ¿cómo? a través de la innovación educativa. Este debe ser nuestro foco: si los alumnos se sienten protagonistas, nuestro modelo será un éxito.
  • Creatividad: es fundamental que tu propuesta educativa no solo sea creativa, sino que permita que tus alumnos trabajen y desarrollen esta disciplina.
  • Tecnología: debe estar presente y ponerse al servicio del aprendizaje. Las TIC o tecnologías de la información y la comunicación juegan un papel fundamental en el aula.
  • Pensamiento crítico: una habilidad que bien desarrollada permitirá a tus alumnos analizar, entender y evaluar la manera en la que se fundamentan y organizan los conocimientos, opiniones o afirmaciones que forman parte de nuestra vida cotidiana.
  • Alta participación: si quieres que tus alumnos disfruten aprendiendo y consigan mejores resultados es hora de hacerles partícipes de las actividades ¡Se acabó repasar la lección juntos, vamos a charlar sobre lo aprendido!
  • Colaboración: es fundamental que los alumnos trabajen unidos, que aprendan juntos y desarrollen proyectos y tareas en común. Esto les ayudará a relacionarse entre sí y con terceros, permitiéndoles desarrollar habilidades de trabajo en equipo.
  • Capacidad de adaptación: trabaja con tus alumnos fuera de su “zona de confort” académico. Plantéales retos y problemas que estimulen sus cualidades para adaptarse a nuevas situaciones.
  • Espacios adaptados a las nuevas propuestas educativas: aquí quizá puedas estar más limitado, pero en la medida de tus posibilidades tienes que intentar que el entorno donde se desarrolla el proceso de aprendizaje favorezca el desarrollo los factores que hemos mencionado anteriormente. Así nació nuestra iniciativa Aula sin paredes, cuyo objetivo es extender más allá del aula el aprendizaje de la lengua, la cultura, territorios y sociedades hispanohablantes.

Las escuelas deben estar abiertas a la comunidad, a las familias y a todo aquel que quiera participar del proceso educativo. Si quieres tener éxito como docente debes integrar aquellos elementos que formen parte de la vida cotidiana de tus alumnos, convertir el proceso educativo en algo motivador que cada estudiante pueda identificar como un “vehículo hacia su futuro” que forma parte de su día a día.

Esperamos que este artículo te sirva de ayuda para mejorar el resultado académico de tus alumnos de español. Recuerda que en el Centro Universitario CIESE-Comillas trabajamos día a día en ayudar a docentes como tú a ser mejores profesionales.

 

« Volver a actualidad