Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede consultar más información en la Política de Cookies.

Destacados

Refranes en inglés y su equivalencia en español

Publicada: 24 de febrero de 2020

Hoy vamos a hablaros sobre un error muy común en el que cualquier hispanohablante puede tener tendencia a incurrir debido a la diferencia entre las formas gramaticales de nuestra lengua y otros idiomas: la “traducción literal”, ese fenómeno por el cual el cerebro de las personas que dominan varias lenguas “coge atajos” a la hora de construir frases y oraciones más o menos complejas cuando nos comunicamos en un idioma extranjero como el inglés, francés o alemán.

Seguramente muchos de vosotros hayáis tenido la tentación de decirle a alguien “The Mary suntan got armed” para referirnos a que de repente se inició un problema inesperado o el famoso “From lost to the river”, que además sirvió como título a un divertido libro que exploraba nuestra capacidad para hacer traducciones literales más o menos genuinas, para indicar que si algo ya está mal, hagamos lo que hagamos no va a estar mejor. Estos dos son quizá casos más extraordinarios rayando lo divertido, pero lo cierto es que muchas veces, sin pretenderlo, cogemos el atajo más simple para crear estructuras gramaticales fuera de toda regla semántica. Esta es la razón por la que nuestro artículo de hoy pretende trabajar con vosotros la importancia de las equivalencias y traducciones de los recursos literarios, sintácticos y gramaticales a través de la correcta traducción de algunos de los 25 refranes más comunes de la lengua de Shakespeare:

  • De perdidos al río: in for a penny, in for a pound.
  • Más vale pájaro en mano que ciento volando: a bird in the hand is worth two in the bush.
  • En boca cerrada no entran moscas: if you keep your mouth shut, you won’t put your foot in it.
  • Nunca llueve a gusto de todos: one man’s meat is another man’s poison.
  • Más vale tarde que nunca: better late than never.
  • Más vale maña que fuerza: brain is better than brawn.
  • Más vale prevenir que curar: better safe than sorry / A stitch in time saves nine.
  • Cría cuervos y te sacarán los ojos: I gave you a stick to break my own head with.
  • Ojos que no ven, corazón que no siente: out of sight, out of mind.
  • No hay mal que por bien no venga: every cloud has a silver lining.
  • Quien ríe el último ríe mejor: he who laughs last, laughs longest.
  • Lo barato sale caro: if you buy cheaply, you pay dearly.
  • No es oro todo lo que reluce: all that glitters is not gold.
  • Quien siembra vientos recoge tempestades: as you sow, so shall  you reap.
  • No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy: never put off till tomorrow what you can do today.
  • A lo hecho pecho: it’s no use crying over spilt milk.
  • Es peor el remedio que la enfermedad: the cure is worse than the cause.
  • Aunque la mona se vista de seda, mona se queda: you can’t make a silk purse out of a sow’s ear.
  • A buen entendedor pocas palabras bastan: a word is enough to the wise.
  • Perro ladrador poco mordedor: barking dogs never bite.
  • Culo veo, culo quiero: monkey see, monkey do.
  • Cuando el río suena, agua lleva: when there’s a smoke, there’s a fire.
  • En casa del herrero, cuchillo de palo: the shoemaker’s son always goes barefoot.
  • Quien a hierro mata, a hierro muere: they that live by the sword, shall die by the sword.

Y por último, nuestro favorito: las apariencias engañan, en inglés sería: you can’t judge a book by its cover.

Seguramente, mientras leías esta colección de dichos y aforismos has sentido la tentación de hacer alguna que otra traducción literal más breve y directa, pero recuerda que la gramática y la semántica debe aprenderse con rigor y conciencia si quieres dominar correctamente cualquier segunda lengua dentro de cualquier contexto comunicativo.

Además, y sin que sirva de consuelo, nuestra lengua, al ser más rica en matices y formas gramaticales, es mucho más compleja de aprender para los estudiantes extranjeros, por eso, instituciones como nuestro Centro Universitario CIESE-Comillas trabajan día a día con el objetivo de ofrecer los mejores programas académicos a estudiantes que se enfrentan al reto de aprender nuestra lengua y necesitan garantías.

¿Te ha gustado nuestro artículo de hoy? Esperamos que sí. Y recuerda: aprendiendo español, quien siembra recoge. O lo que es lo mismo “what goes around comes around”.

« Volver a actualidad