Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede consultar más información en la Política de Cookies.

Destacados

Palabras que cambiaron su significado con el tiempo

Publicada: 24 de marzo de 2020

Toda lengua está sujeta a cambios semánticos. Las palabras no son “estáticas” y también evolucionan con el paso del tiempo. De no ser así, los hispanohablantes seguiríamos hablando en latín y no habrían surgido las diferentes lenguas romance como el español, francés, italiano, portugués, rumano y tantas otras. Como seguramente ya hayas observado, a lo largo de la historia no dejan de surgir nuevas palabras y significados.

Este es el tema que nos ocupa en el artículo de hoy. A continuación, os presentamos una serie de palabras cuyo significado primigenio dista mucho del actual y que estamos seguros os sorprenderán a todos. Todas estas acepciones están recogidas en el diccionario Nuevo tesoro lexicográfico de la lengua española a lo largo de los años que figuran entre paréntesis.

  • Avión: pájaro conocido que por otro nombre le llama vencejo (1611)
  • Semáforo: género de insectos lepidópteros de la familia de los nocturnos, compuesto por tres especies europeas (1855).
  • Azafata: oficio de casa real que sirve una viuda noble y que tiene en su poder las alhajas y vestidos de la Reina (1611).
  • Ordenador: el que ordena (1706).
  • Formidable: horroroso, pavoroso y que infunde asombro y miedo (1780).
  • Retrete: aposento pequeño y recogido en la parte trasera de la casa, y más apartada (1611).
  • Alienígena: lo mismo que extranjero (1803).
  • Trauma: herida, parte lastimada (1895).
  • Enchufar: meter unos cañones dentro de otros, como sucede con los de las estufas, y con los arcaduces de las cañerías (1852).
  • Bizarro: generoso, alentado, gallardo, noble de espíritu, lozanía y valor (1726).
  • Adolescencia: la edad de los catorce a los veinticinco años (1770). La añadimos no por el cambio de significado en sí, si no por el cambio en la franja de edad.
  • Siesta: el tiempo después del medio día, en que aprieta más el calor. Viene del latino sexta, por corresponder a esta hora (1739).
  • Villano: aquel que mora en una villa (1495).
  • Asesino: el que mata alevosamente. El que procede con doblez engañando a quien hace confianza de él (1803).
  • Álgido: que hiela (1853).
  • Ajuste: concierto, composición, tratado hecho de acuerdo y conformidad (1726 ).
  • Mujer: la hembra del hombre, o de la naturaleza humana (1787).
  • Bombilla: caña delgadita, muy fina y pintada que sirve para chupar con ella y beber el mate (Diccionario de Salvá, 1846).

Como habéis podido comprobar la definición desde aquel entonces hasta nuestros días ha variado mucho, y en ocasiones para bien.

¿Conoces más palabras que hayan variado tan drásticamente su significado a lo largo de la historia? Puedes contárnoslo a través de las redes sociales del Centro Universitario CIESE-Comillas.

Ahora evocad los diferentes significados de esta frase desde el hoy y el ayer: He dejado a la villana de mi mujer formidablemente sentada haciendo ajustes en el retrete porque en el exterior está lleno de aviones y semáforos.

 

 

« Volver a actualidad