Destacados

NUESTRO ENTORNO… Comillas, una villa de cine

La singularidad arquitectónica y sus paisajes son los principales atractivos para realizadores y directores

Publicada: 24 de marzo de 2014

24 de marzo de 2014.- Comillas es uno de los principales reclamos turísticos de Cantabria, dado que la villa es el epicentro del estilo neogótico en la región y uno de los mayores exponentes de su arquitectura popular. A los encantos de sus calles, se suman sus exuberantes paisajes que conforman un escenario único, que no ha pasado desapercibido para renombrados cineastas.

La villa de Comillas, antiguamente pueblo de pescadores, ha sido protagonista en películas como Werther de Pilar Miró; El color de las nubes de Mario Camus; La residencia de Chicho Ibáñez Serrador o, entre las más recientes, cabe destacar la comedia Fuga de cerebros 2 de  Carlos Therón.

Rodada en 2011, este largometraje ha sido el último en contar con la villa como protagonista y, entre otros escenarios, con el Seminario Mayor de la Fundación Comillas. Las escenas grabadas en el edificio sirvieron para recrear, con total fidelidad, la estancia de los protagonistas en Harvard.

El edificio del Seminario Mayor domina la villa desde poniente. Su construcción data de 1890, año en el que finalizó la obra financiada por el Marqués de Comillas. Su singular fachada y estructura interior fueron proyectadas por el arquitecto catalán Joan Martorell i Montells, que contó, para su elaboración, con la asesoría de un clérigo jesuita. Ambos diseñaron un conjunto que respeta directrices jesuíticas distribuyendo el espacio en dos patios separados por la iglesia.

« Volver a actualidad