Destacados

Reflexiones sobre el español (IV): el español en el mundo del cine y el libro.

Publicada: 5 de enero de 2017

Os ofrecemos una nueva entrega de nuestro repaso al contenido de “El español: una lengua viva. Informe 2015”, anuario del Instituto Cervantes que nos permite contemplar una detallada radiografía del estado de nuestra lengua en todas sus vertientes.

Hoy nos vamos a detener en el apartado referido al español en el mundo del libro y del cine. Como ya hemos apuntado aquí en alguna ocasión, nuestro país se encuentra entre los 20 principales productores de libros del mundo, acompañado por Argentina y México. Ocupamos el séptimo puesto en la clasificación mundial de producción de libros y el noveno por valor de mercado de este sector editorial. Somos el tercer país exportador de libros del mundo, y la nuestra es la sexta lengua desde la que más traducciones se han realizado y la tercera hacia la que más obras se han traducido.

Según la International Publishers Association (IPA), en 2013 se publicaron en nuestro país 76.434 libros, entre nuevos títulos y reediciones, aunque a gran distancia de China, Estados Unidos y el Reino Unido, que son los principales productores por número de libros.

Si miramos el volumen de las exportaciones de libros de España resulta evidente que el mercado del libro en español está muy internacionalizado. Sin embargo, para conocer el peso real del español en el ámbito editorial mundial es preciso analizar las traducciones realizadas en este idioma. Y es que el nuestro es, principalmente, un idioma de traducción, ya que el número de obras traducidas desde otra lengua al español es muy superior al de obras traducidas desde este idioma.

En cuanto a producción cinematográfica España es el único país hispanohablante que se encuentra entre los diez principales países productores de películas del mundo. Sin embargo como lengua de producción, el español aún está a una gran distancia del inglés, que es la lengua de producción cinematográfica por excelencia a escala mundial.

En 2011, el español fue empleado en 242 producciones cinematográficas, frente a las 1.286 que utilizaron el inglés. A diferencia del inglés, el español apenas se emplea en las producciones cinematográficas realizadas en una lengua distinta a la oficial del país de producción. Además, su uso en este ámbito es inferior que el del francés y el alemán.

En una próxima entrega os contaremos la situación de nuestro idioma en el ámbito de la ciencia.

Si queréis acceder a la totalidad del informe podéis hacerlo a través de este enlace.

 

 

 

« Volver a actualidad