Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede consultar más información en la Política de Cookies.

Destacados

EXPRESIONES HISPANOHABLANTES QUE NO SON LO QUE PARECEN

Publicada: 12 de enero de 2018

Como muchos sabréis el idioma español es uno de los más ricos del mundo en cuanto a vocabulario con más de 93.000 palabras, de las cuales 19.000 son americanismos. Un ejemplo de la constante evolución de nuestro lenguaje, cada vez más abierto a la diversidad y la multiculturalidad.

Por eso en el artículo de hoy queremos hacer un pequeño repaso a aquellas palabras o expresiones que dichas en Latinoamérica significan algo totalmente distinto en España y que quizás desconozcas.

Buzo. En la mayoría de los países suele hacer referencia a aquella persona que practica el buceo. Pero en Guatemala, por ejemplo, se refiere a la inteligencia, en Chile o Argentina se le dice así a la sudadera de manga larga y en otros países como El Salvador, Honduras y Nicaragua le dicen buzo a una persona viva o despierta.

Cacho. En España significa trozo o porción pero en Venezuela hace referencia a ser infiel, en Ecuador significa insecto o en Chile significa problema.

Chucho. En español, y de manera coloquial, se les denomina así a los perros. Pero por ejemplo, en Honduras, significa tacaño, en Argentina significa escalofrío, en Chile es una cárcel o en México hace referencia a una persona con el don de ser muy hábil.

Machete. En España lo utilizamos para nombrar a un cuchillo de grandes dimensiones, sin embargo, en Argentina llaman así al papel que esconde las respuestas de un examen, lo que comúnmente llamamos aquí: chuleta.

“Estoy en el horno”. Si un argentino te dice eso, lo que te intenta decir es que lleva algo muy mal de tiempo, que no va a llegar a cumplir con los plazos. "Tengo que entregar esta tarea mañana y estoy en el  horno".

“Como turco en la neblina”. En Argentina usan esta expresión para decir que alguien está perdido sin saber para dónde ir. Esta frase es producto de múltiples derivaciones que comienza cuando en España se llamó “turca” a la borrachera (agarrarse una turca). ¿Quién se encuentra más confundido que una persona ebria en la neblina? Posiblemente esta ocurrencia fue producto de algún genio imaginando las peripecias de alguna persona ebria intentando volver a casa en medio de la niebla.

“Buscar el pelo en la leche”. Una expresión que hace referencia a aquellas personas muy meticulosas o que le buscan “los tres pies al gato” o “la quinta pata al gato”. Como curiosidad os diremos que esta última (“buscar la quinta pata al gato”) es el dicho original, pero fue Miguel de Cervantes el que reinventa el refrán en su obra “El ingeniosos hidalgo Don Quijote” cuando su protagonista dice “no ande buscando tres pies al gato”. Posiblemente Cervantes conocía el refrán original, pero decidió darle esa genial vuelta de tureca

Como habréis podido ver, una palabra o expresión que usas todos los días y de lo más habitual en tu país, puede significar algo totalmente diferente en otro. Una muestra más de la riqueza y variedad de nuestro idioma, el español, la segunda lengua global más hablada del mundo, la tercera más usada en Internet, la cuarta del planeta y la de mayor difusión de las lenguas romances.

« Volver a actualidad