Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Puede consultar más información en la Política de Cookies.

Destacados

7 mini consejos para motivar a tus alumnos durante el desarrollo de la clase

Publicada: 27 de septiembre de 2018

Motivar a los alumnos ha de ser uno de los grandes objetivos de cualquier docente que desee generar y captar su atención. Convertir las clases en una experiencia enriquecedora, amena e interesante debiera ser el propósito de toda persona que se dedique a la enseñanza, pues a más interés por parte de los alumnos, mejores resultados se obtienen en el proceso de aprendizaje.
 

A continuación, os ofrecemos una serie de consejos prácticos para entusiasmar a vuestros alumnos y conseguir los mejores resultados en vuestro aula:

- Cambiar la metodología. Es fundamental para que los alumnos no piensen que van a asistir a una clase más sino a la clase más interesante.

- Ser versátil. El profesor ha de adaptarse a sus estudiantes y no al revés. Amoldar cada clase a las necesidades del grupo puede ser una gran opción.

- Los protagonistas son los alumnos. No resulta conveniente que el profesor sea el eje sobre el que gire la clase. Es más adecuado ceder este papel a los alumnos para conseguir mejores resultados.

- Usar técnicas para crear expectación. Si cada clase es distinta y termina con un punto de interés, parece evidente que el estudiante regresará con ganas de más.

- La actualidad manda. Sea la asignatura que sea es adecuado apostar por los debates y por las puestas en común de diversas opiniones sobre algún asunto de actualidad relacionado con la asignatura. Es importante evitar al máximo los posibles temas conflictivos.

- La creatividad al poder. Explicar lo mismo y de forma similar es una invitación al aburrimiento. Afrontando cada clase de forma distinta y creativa se consigue lo más importante: transmitir la pasión por enseñar a cada estudiante.

- El apoyo al alumnado ha de ser constante. El profesor no es un bando contrario a los alumnos sino que forma parte del mismo grupo. Apoyar continuamente a los estudiantes es imprescindible. Hacerse sentir cercano y dispuesto a ayudarles genera confianza en los alumnos.

 

En el Centro Universitario CIESE-Comillas os animamos a poner en práctica estas tácticas y a combinar la enseñanza tradicional dentro del aula con las salidas externas que puedan enriquecerlos y hacer que la cohesión grupal sea más intensa y beneficiosa para el conjunto.

« Volver a actualidad